Se trata de una innovadora idea de dos estudiantes de Ingeniería Ambiental de la Universidad Autónoma de Occidente que nació a partir de una clase electiva.

 

Este proyecto comenzó con la inquietud de un par de jóvenes caleños, Laura Arenas y Javier López, sobre cómo aprovechar las propiedades de los residuos agroindustriales para la creación de diferentes elementos amigables con el medio ambiente con productos naturales como frutas y verduras.

Por lo tanto, iniciaron la búsqueda de diferentes residuos orgánicos como cáscaras de banano y descubrieron las grandes propiedades que éstas tienen para la producción de bolsas biodegradables.

La idea principal de este proyecto es lograr que el bioplástico reemplace a las bolsas plásticas tradicionales, específicamente en el transporte de plantas en los viveros. También, la investigación arrojó grandes resultados, como por ejemplo, el hecho de que 7 cáscaras de banano, sirven para crear dos vasos plásticos de 7 onzas.

Sin embargo, las cáscaras de banano no son la única opción para crear bioplástico, puesto que, también se está llevando a cabo una investigación que permita descubrir las propiedades de las cáscaras de naranja.

Para poder llevar a cabo la investigación y la afinación del proceso, cuentan con la ayuda de su profesora, Luz Marina Flórez, ingeniera química y Javier Jurado, químico industrial.

Para este grupo de investigadores, que sin duda son orgullo de la Universidad Autónoma de Occidente, los residuos deben ser considerados como materia prima para la creación de diferentes productos que contribuyan con la conservación del medio ambiente.

 

“Cáscaras de banano, la gran apuesta de estos investigadores caleños”.

 

 

calibacana
calibacana
Enamorados de Cali

Deja un comentario