Lo que se vio esa noche, aún no tiene explicación. Lo cierto es que todos los que estaban presentes en ese lugar, quedaron totalmente helados.

 

Todo sucedió el martes, 4 de diciembre de 2012; día en el que se llevaría a cabo un programa radial, llamado “El Cartel Paranormal”, perteneciente a La Mega, una reconocida emisora a nivel nacional. El lugar que se escogió para llevar a cabo la transmisión fue La Colina del Barrio San Antonio, uno de los más tradicionales de la ciudad de Cali, famoso por sus calles inclinadas y casas con estructura colonial, llenas de historia; muchas de ellas construidas aproximadamente en el siglo XIX. Esta parte de la ciudad sería la más propicia para captar y relatar acontecimientos paranormales.

Un gran número de personas se encontraban en este sitio acompañando la transmisión. Los conductores de dicho programa iniciaron contextualizando a los oyentes sobre la historia del barrio, entrevistando a diferentes personajes del sector, quienes contaban varios relatos de apariciones y leyendas urbanas propias del lugar.

La historia​

 

Existe una historia que tal vez muy pocas personas conocen. Según lo que contó uno de los presentes, en el inicio de los años 90, época en la que el narcotráfico se encontraba en su punto más alto en las ciudades principales del país, sucedió algo terrible, exactamente frente a la Capilla de San Antonio. Resulta que en el mirador que está al frente de la capilla, se encuentran ubicadas tres astas para colocar banderas, y se dice que en ese lugar fue asesinado un hombre de 25 a 35 años, aproximadamente.

Lo peor de todo es que quién que acabó con la vida de este hombre, era un gran amigo de él. Al parecer lo hizo por algún ajuste de cuentas relacionado con negocios ilícitos. Sin embargo, no todo acaba ahí. El hombre duró mucho tiempo agonizando sin obtener ayuda, puesto que, el crimen ocurrió en altas horas de la madrugada. Finalmente, murió aferrado a una de las astas de bandera mencionadas anteriormente.

Varios residentes del barrio y personas que han visitado el lugar, aseguran haber visto cosas después de medianoche y dicen escuchar los lamentos de un hombre que está sufriendo, e incluso han observado que en ocasiones una de las astas se mueve, mientras las otras dos permanecen totalmente estáticas. “Es decir, se escuchan muchos rumores; sin embargo, no hay pruebas contundentes como fotos o vídeos de que lo que se ha visto esté relacionado con lo sucedido”, fue lo que aseguró el hombre que relató la historia.

 

Esa noche, todo era perfecto para hablar de temas paranormales; hacía bastante frío y llovía por ratos.

Twitear

 

Inmediatamente terminó dicho relato, los conductores del programa decidieron desarrollar la transmisión con base en ese tema. Previamente habían invitado a dos personas expertas en temas paranormales, quienes se encargaron de dar la ruta de los procedimientos que se llevarían a cabo, por lo tanto, se trasladaron al lugar donde falleció el hombre.

Inciensos, aceites y demás elementos fueron utilizados para crear una barrera entre las personas presentes y el lugar en el que se realizaría el contacto con el alma en pena del hombre asesinado. Al sitio cada vez llegaban más curiosos a ver que estaba sucediendo, mientras los presentadores del programa informaban a toda Colombia lo que sucedía en ese momento.

Según lo que relataban los dos expertos que se encontraban llevando a cabo el contacto con el alma del hombre asesinado, él se encontraba con mucho resentimiento, puesto que, no esperaba que su propio amigo fuera capaz de quitarle la vida. El propósito era darle luz a su espíritu para que fuera a descansar en paz, no obstante, se rehusaba a hacerlo; tampoco quería manifestarse, pues en varias ocasiones le pidieron que lo hiciera y se negó.

Más o menos dos horas después del inicio de la transmisión, se hizo una pausa de 10 minutos para darle paso a los comerciales de la emisora. El lugar en el que se estaba realizando el programa, se encontraba acordonado por un par de cintas, esencias especiales y algunos policías; por lo tanto, ninguna persona podía acceder, con excepción del personal autorizado.

El miedo

 

Muchos se encontraban hablando alrededor del sitio y otros aprovechaban para comprar algo de comer. Justo en ese momento sucedió algo que no tiene explicación alguna, lo cierto es que todos los que estaban presentes en ese lugar, quedaron totalmente helados.

Un frío intenso logró invadir y erizar la piel de todos; el asta del lado izquierdo (mirando hacia la ciudad), se movía fuertemente, mientras que las otras dos se encontraban totalmente quietas e inmediatamente se escuchó el quejido de un hombre durante 7 ó 10 segundos. En ese momento los presentes sacaron sus celulares con rapidez para poder capturar fotos y vídeos que muy probablemente aún conservan.

Todo era desconcertante; varias personas decidieron irse, pues, se encontraban en ‘shock’, mientras que otros valientes decidieron quedarse hasta la finalización del programa. El resto de la transmisión se concentró en convencer al alma en pena de que cruzara la luz para que pudiera irse a descansar. Finalmente, después de un buen rato, logró acceder. Claramente, las personas presentes no podían ver lo que sucedía, puesto que muy pocos cuentan con el don de ver más allá de la muerte. Sin embargo, los expertos relataban todo lo que sucedía para contextualizar a los oyentes.

Después de un par de horas, finalizó la transmisión y muchas personas quedaron con interrogantes, una experiencia terrorífica y tal vez con un testimonio verídico con relación a lo que se vio y se escuchó esa noche.

Según lo que se pudo saber, su alma por fin pudo descansar en paz. No obstante, hoy, casi cuatro años después, muchas personas aún aseguran que en altas horas de la madrugada, se pueden escuchar los lamentos de este hombre.

 

Mauricio León
Mauricio León
Caleño. Hincha enamorado del Deportivo Cali. Comunicador con énfasis social.  Apasionado por las letras y la creación de realidades a través de la escritura. Comprometido con la gestión de ciudad y la construcción de un mejor país. Fútbol y playa, mis paisajes preferidos. Periodista de CALI bacana.

Deja un comentario