En diversas ocasiones, por naturaleza, los seres humanos tienden a juzgarse entre sí, desconociendo las razones del comportamiento del otro, olvidando que todas las personas son diferentes. La mayoría de las veces, esto sucede por falta empatía.

 

Federico García Villegas, es un niño de 8 años nacido en Cali, que cuenta con una característica muy particular que lo diferencia de la mayoría de chicos de su edad, debido a que, tiene síndrome de Asperger; razón por la cual suele ser muy tímido.

Todo comenzó en el mes de junio cuando Federico y su familia se encontraban visitando a unos amigos. Ese día, él y sus dos hermanos Lucas y Sofía, comenzaron a jugar por toda la casa con Jacobo, el hijo de los amigos de sus padres, hasta que sucedió lo inevitable: quebraron un jarrón.

Fue allí cuando su madre, Andrea Villegas les hizo saber que habían hecho algo indebido, razón por la cual les propuso que realizaran una actividad que les permitiera pagar el daño que habían ocasionado. Sin dudar, los niños comenzaron a pensar en grandes ideas que podrían ayudarles a reunir el dinero que necesitaban para reponer el jarrón, una de esas ideas consistió en hacer cupcakes para venderlos dentro del conjunto cerrado donde viven.

Sin embargo, a Federico no le llamó mucho la atención el hecho de vender cupcakes y decidió buscar la manera de conseguir el dinero por su cuenta; así que, comenzó a escribir un cuento con la intención de venderlo.

 

La sorpresa

 

Cuando leyó la historia, Andrea quedó totalmente fascinada al enterarse de las habilidades con las que contaba su hijo para construir relatos. No obstante, dicho cuento tenía un mensaje entre líneas, pues en éste, Federico contaba la historia de un dinosaurio del pasado, llamado Crylo que viajó al presente a través del tiempo y que al llegar al mundo actual, se sintió sumamente raro, pues al interactuar con otros animales notaba cierta hostilidad por parte de ellos hacia él y veía que lo discriminaban por ser diferente y tener gustos distintos a los de ellos.

Justo en ese momento, Andrea notó que Federico estaba expresando su sentir, puesto que, estaba relatando la situación que vive cada vez que se relaciona con otros niños, especialmente en el colegio, ya que, al ser un poco introvertido, se le dificulta crear lazos con otras personas y por ende, evitan compartir con él.

A partir de ese momento, su madre, junto con su padre, Jairo Alberto García, decidieron apoyar aún más a Federico para que pueda comprender que todas las personas son diferentes, únicas e irrepetibles.

 

“Las cualidades están por encima de todo”. Andrea Villegas.

Twitear

 

La iniciativa

 

El papel de Andrea ha sido clave, puesto que, se puso como meta ayudar a su hijo, creando la Fundación Federico García Villegas. Este proyecto tiene la siguiente frase como premisa: “Soy diferente, soy como tú”. Actualmente cuentan con una Fan Page en Facebook que tiene más de 900 seguidores y está titulada bajo dicha frase.

Lo que Andrea espera lograr con la fundación, es ayudar a otros niños que cuentan con la misma condición de Federico para que se sientan incluidos, sin importar raza, etnia, religión y capacidades cognitivas; para lograr construir una sociedad inclusiva en la que no exista la discriminación y el rechazo.

Por otro lado, el lanzamiento del cuento que escribió Federico, se llevará a cabo en un evento privado, el 21 de octubre.

 

Mauricio León
Mauricio León
Caleño. Hincha enamorado del Deportivo Cali. Comunicador con énfasis social.  Apasionado por las letras y la creación de realidades a través de la escritura. Comprometido con la gestión de ciudad y la construcción de un mejor país. Fútbol y playa, mis paisajes preferidos. Periodista de CALI bacana.

Deja un comentario