Si en las vidas que me faltan pudiera elegir donde nacer, te elegiría nuevamente Cali,

Porque me has hecho los años de esta vida, maravillosos.

Porque cuando camino y me acaricia el viento, sé que es el mismísimo cielo, susurrándome al oído cuanto me quiere.

Porque bailarme la vida al son de salsas y boleros, en lugar de solo vivirla, es hacer que valga la pena.

Porque mi madre que no es de esta tierra, me enseño que si me duele el alma, la cura es una buena empanada, un buen champús o el baile en una sola baldosa.

Porque me enamoran tus día de sol y porque me recuerdan que tu amor es consentidor.

Porque me hechizas con la brisa, la sonrisas y el swing de quien camina por el boulevard.

Porque tus amaneceres, no los cambio ni por el mar.

Porque me gusta como oles a pandebono y a chontaduro con miel y sal.

Porque me sabes a caña, marimba, lulo, magia y sabor.

Porque solo vos podes ser tan bendita que te consagraron la sucursal del cielo.

Porque la gente de aquí, es la gente más decidida, pujante y noble y eso, es producto de haber pisado este suelo.

Porque cuando los hermanos Lebrón se enamoraron de ti y te lo hicieron saber con una melodía, todos quisieron conocerte.

Porque si las mujeres de Cali son como las flores, los caballeros de Cali son como un buen bogaloo.

Porque tus estrellas, tu cielo y el espectáculo de luna que nos regalas para acompañarlos, son el mejor poemario que me ha dado como recompensa esta vida.

Porque si mis cuatro abuelos, siempre tan sabios, después de pasar por aquí, no quisieron marcharse, es porque este es nuestro lugar.

Porque sos musa, canción y verdad.

¡FELIZ CUMPLEAÑOS MI AMADA CALI!

Deja un comentario