El profesionalismo y entrega de los bailarines caleños no tiene igual. La fuerte lluvia no impidió que las cientos de escuelas de baile y sus miles de bailarines de salsa, entregaran hasta la última gota en el Salsódromo de la versión No. 60 de la Feria de Cali.

 

Finalizando el evento y a pesar del inclemente clima, la gente se goza la canción “La vamo a tumbar” del grupo Saboreo, mientras disfrutan del cadencioso recorrido de los miles de bailarines. Definitivamente esto sólo se vive en Cali.

 

 

calibacana
calibacana
Enamorados de Cali

Deja un comentario